El horizonte ético del matrimonio gay

29 Aug

El horizonte ético del matrimonio gay.

Dr. Prof. Felipe Cárdenas Ph.D

La polémica sobre el tema del matrimonio de homesexuales ha desatado un débate en todo el continente. Dicha discusión tiene que mirarse a la luz de la naturaleza y el sentido de la familia y de la institución matrimonial. En su entendimiento, el dato de la antropología culural y la sociología se hace central, como también el dato de otras ciencias humanas. La discusión tiene dos problemas en su entendimiento: i) las ciencias sociales dominadas por el relativismo cultural, y por lo tanto simplemente descriptoras y no prescriptoras ii) el aporte de ciencias humanas no-positivistas, teología, ética, filosofía, antropología tradicional que entienden al hombre, la sociedad y la cultura como expresión del dato revelado. Estas últimas ciencias apelan a principios morales de orden universal. Las primeras, al dato empírico y no necesariamente se orientan por principios metaculturales. El diálogo entre ellas es necesario. Las primeras para recordar la importancia de datos axiológicos que la humanidad ha venido descubriendo y experiementando a lo largo del tiempo. Las segundas para ampliar nuestra reflexión en el horizonte de la similitud y la diferencia social y cultural de la humanidad. Es decir, necesitamos del horizonte griego, como del dato de la revelación, así como de las cartografías que nos presentan las ciencias sociales. Además, el sentido común, como proceder humano debe alimentar la reflexión de un tema tan complejo y delicado como el referido a la legalización por la vía del matrimonio de las uniones homosexuales. En mi conciencia personal, acudiendo a las verdades cosmológicas, verdades antropológicas y las verdades soteriológicas, la propuesta del matrimonio homosexual, posibilidad normativa y cultural, viola tajántemente con todo el horizonte civilizatorio de la humanidad. Ya sea desde una ética utilitaria, y sus no analizadas consecuencias por quienes dicen estar a favor de legalizar estas uniomes, como desde una ética categorica universal, el supuesto de un matrimonio homosexual no tiene los contenidos, las implicaciones éticas o culturales que la humanidad le ha otorgado al matrimonio en su inmensa diversidad de formas culturales e institucionales. En lo social, puede generar funestas interacciones humanas, en la socialización de niños, orden institucional y realización ética de los ciudadanos. Tanto homosexuales, como heterosexuales, están llamados a la plena realización de sus identidades cósmicas y sexuales. La energía sexual es de orden noético, es decir fuerza creadora y fecundadora por excelencia. La modernidad en los últimos 50 años, no solo ha contaminado ríos, mares y la tierra, también ha contaminado al ser humano con toda clase de perversidades morales y éticas. El siglo XX fue el siglo con mayores guerras y violencia en la historia de la humanidad; fue también el siglo de la máxima degradación moral. Estamos contaminados, llenos de ignorancia y dureza en nuestros corazones. Pero el peor de los males, es el pensar que sólo el dato cultural, la moda es el que vale. Y eso se llama ignorancia y soberbia. De imponerse la voluntad de ciertos grupos de homosexuales, en pocos años, la sociedad estará hablando de legalizar las uniones sexuales entre los animales y el hombre. Discusión ética que ya sea abordó hace unos cinco años en las Univesidades de Australia, a propósito de las libertades humanas y de su libertad de tener sexo con animales o sus mascotas.  Para los homosexuales, todas las garantias constitucionales, pero no se puede cambiar un ordenamiento jurídico y constitucional, que se orienta a potenciar a la familia natural, y que nuestro Estado tiene en el olvido, para reglamentar funciones y contenidos que no tienen las uniones homosexuales. La defensa del Procurador es acertada, más allá de sus convicciones religiosas, que por lo demás el Estado Social de Derecho y la sociedad colombiana tiene que respetar. Lo grave del débate es que vilipendiemos a quien quiere hacer el bien y aplaudamos a quien quiere llevarnos ha hacer el mal.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: